viernes, 3 de julio de 2009

¡Quemad en una hoguera el fugaz viento...

Quemad en una hoguera el fugaz viento,
que venga el huracán a su rescate
y alguno con su risa lo remate,
¡qué encanto celebrar su enterramiento!

Ornad la sepultura con un ciento
de flores en señal de disparate.
¿Quién las arrancará? ¿quién las combate
si el aire ya no tiene movimiento?

La nieve no va y viene mientras flota
negando su caricia a los visillos
de una ventana abierta a ras de suelo.

Ninguna antena vibra y se alborota,
y en los flüidos charcos no hay anillos
si nadie tira piedras hacia el cielo.

¡Y vaya desconsuelo!
En una flauta alguna melodía
renace con el viento, ¡qué osadía!

Bunbu

4 comentarios:

Ío dijo...

Lo he leído en voz alta, este poema lo merece.

Sabías que el hecho de leer para uno mismo, sin mover los labios, sólo teniéndolo en la cabeza, es algo relativamente nuevo? Antiguamente siempre se leía todo a viva voz, nadie tenía la capacidad para hacerlo internamente y en silencio.

Me ha gustado mucho tu poema :)
Saludos, Bunbu
Ío

Bunbu dijo...

Yo procuro leer siempre en alto, dejandolo fluir en la boca, porque para eso nació la poesía.
Me consta que se leía en reuniones y juntanzas, y también me consta que que se recitaba para un publico en la plaza, en el auditorio...

Cada poema leído en voz alta adquiere otro matiz, poruqe no es lo mismo mencionar que reconocer una palabra.
Cuando se lee a voz en boca, es cuando el oído trabaja, y es ahí cuando el poema cumple su cometido, porque no nació sino para el oído.

Creo que cada poema, cada verso que veas allá donde fueres, debiera ser leído en voz alta, pero también comprendo la postura intimista de no hacerlo en alguna ocasión.
Me siento pleno porque te haya gustado, y nuevamente darte las gracias por tu paso por esta humilde morada de aprendiz.
Creo que guardaré las hojas en blanco un tiempo, he tenido demasiadas desavenencias ultimamente y puede que necesite un respiro.
Saludos Ío.
Mantengo los ojos en la distancia para seguir leyendo :)))))))))

Ío dijo...

Me sucede que cuando comienzo a leer algo especial, enseguida me doy cuenta de que necesito leerlo en alto. Ese algo no lo encuentro siempre que leo, claro está, y hay veces que vuelvo a releer en voz alta lo leído para mí misma y me suele gustar mucho más, es como sacarle todo la esencia a las palabras.

Esta no es ninguna morada de aprendiz, llevas demasiado escrito como para ser solamente eso.

Por otro lado, no me gusta eso que dices de abandonar por un tiempo el blanco; ya he leído tus "desavenencias" y "confrontaciones" en el otro sitio, pufffff

Date un respiro en "poetas en red", pero sigue escribiendo, aquí mismo, tú eres el rey aquí, nadie te molesta ni se mete con la métrica de tus versos.
No le dejes, ni por un día, ok??
Sabes que me gusta leerte, y mucho, así que no me dejes también a mi en blanco
Saludos, Bunbu
Un beso

Ío

Bunbu dijo...

No, yo no soy el rey, esto sólo es un lugar en el que me libero a veces.
Escribo en muchos lugares, pero este es especial para mí, es como.... como mi balcón donde me fumo un pitillo.
Pero yo no respiro por que la gente ataque mi métrica, ni porque digan que soy muy pureta con la rima, a mí me encanta debatir esos aspectos. Lo que me fastidia es la actitud. Puede que la mía no sea la más dulce, pero desde luego no mantengo acritud de forma descarada.
Son muchas cosas.
Ya veremos
Un saludo.
Confieso que me hecho sonreir eso que dices de cuando lees algo "especial". Y no llevo tanto escrito, lo prometo.
Gracias Ío.
Bunbu