viernes, 14 de septiembre de 2012

FEMINICIDIO (2º Encuentro "Escritores por Ciudad de Juárez")

Descargar

Hay palabras que no debieran existir
ni estar ligadas a la realidad,
su mera pronuncianción
me empuja a arrancarme la lengua
de un solo tijeretazo.

Hay palabras que, a juzgar por su fonética,
deberían nacer únicas y muertas,
ahorcadas con su propio cordón umbilical,
para, así, no obligar al tiempo
a dotarlas de significado.

Hay palabras que se lloran
durante demasiado tiempo,
porque son demasiado largas, demasiado negras
y se repiten demasiadas veces.

Hay palabras que se resisten a los nopales,
a las cruces, al desierto y a la sed,
y brindan un extraño culto a la muerte
entre la incertidumbre y el dolor.
Esas palabras
deberían estar enterradas
en algún lugar de Chihuahua.

Bunbu

3 comentarios:

Ío dijo...

Que bueno, oiga usted, que bueno¡
Y el anterior, Susanita, también.
Del otro, ese otro "Me inventé una palabra", es una preciosidad, y aunque me suene no muy bien tal palabreja, la dejo escrita a falta de otra mejor, que podría ser maravilla, y que me encantó.
Abrazos, Bunbu

Ío

Bunbu dijo...

Hola Ío, qué bueno verte por aquí de nuevo.
La verdad es que vengo a ratos, muchas gracias por pasarte.
Sólo decirte que "maravilla" suena fatal, pero yo me inventé mi palabra y a falta de escribirla, la pronuncio cada día, cada día...
Un Abrazo M. (de metal, claro)
Bunbu

Ío dijo...

Aunque no me veas, también vengo, ya lo sabes.
Y sé que no te gusta la maravilla, que no sé (y son muchos sé seguidos) por qué escribí, creo que es la primera vez, y me sonó fatal, como si se negara a escribirse a sí misma.
Bueno, pues eso, pronunciemos entonces, y nada más.
Abrazos entendidos, y metálicos, por supuesto, no faltaba más :), y chatarras varias

Ío