martes, 3 de agosto de 2010

Hoy el tiempo mendiga en los caminos...

Hoy el tiempo mendiga en los caminos
otra oportunidad,
otro instante, no más, otro segundo,
para volver atrás.
A su lado hay un hombre moribundo
que no pide limosna,
porque la calle es patio de recreo
de otros tantos mendigos.

Las copas de los árboles sollozan
pidiendo lluvia al cielo;
no hay nubes que presagien la tormenta,
ni tregua al desconsuelo.
Un lobo busca Luna a la que aullar,
y un pájaro sus alas,
quizás se haya olvidado ya que el vuelo
lo llevará a su nido.

Inalcanzable el viento, sopla eterno,
necesita refugio.
Parece que los ojos de Medusa
ya no surten efecto,
y Perseo pide guerras que librar
a lomos de Pegaso.
Yo busco la sonrisa de mi musa.
¿Eres acaso tú?

Bunbu

5 comentarios:

Ío dijo...



Quizás voy perdiendo la costumbre de indagar dentro de lo que leo, tengo pocas oportunidades de hacerlo, como si nadie escribiera desde dentro, y solo el afuera se mostrase sin equivocar o manipular las letras que en principio dicen nada o sienten poco.
Te veo en la primera estrofa.
Te sigo viendo en la tercera
y en la última

Eres tú quien lo hace, mendigas poemas, queriendo volver atrás, al otro tiempo, cuando tu musa no te dejaba tranquilo y tenías un mar de vientos a tu alcance.

Yo te sonrío ....
aunque no creo serlo

Un beso, Bunbu

Ío

Bunbu dijo...

:)
Es posible que m,e haya reflejado un poco en el poema, quizás hasta inevitable.
Podría decir que mendigar poemas es como mendigar sentimientos, jajaja
Gracias Io.
Hazte un favor, no pierdas las buenas costumbres aunque las oportunidades sean pocas.
;)
Sí todo bien, todo perfecto.
Yo tb me alegro de verte.
Saludos
Bunbu

Ío dijo...

¿Es posible?????, no¡¡¡, es lo que es, y eres tú, no me niegues que lo seas.
Que no te vea yo mendigando nada, ni sentimientos, ni poemas, ni cosa que se le parezca :))))))))))

Trato de que no suceda, no quisiera desacostumbrarme, cada vez que encuentro algo que merece la pena lo destripo, salga el sol por donde salga, eso si, he de andar con pies de plomo, o de puntillas, no sé, y mirar muy mucho a quien y en donde lo hago jejejejej que no todo el monte es orégano y de noche todos los gatos parecen pardos, y luego te dan unos sustos que ... jajajajajajja
Un beso, Jose Antonio

Ío

Bunbu dijo...

Creo que no tengo derecho ni potestad para decirte esto pero...
Déjate los zapatos de plomo en el armario.
Destripar, desmontar, desatornillar y mirar dentro para ver como funciona y después volver a ensamblarlo... es parte de la curiosidad natural del hombre, No creo que debas pedir disculpas por intentar saciar esa sed de sentimiento, ese vacío de sensaciones que se genera justo antes de lanzarte a la lectura.
Si caminas de puntillas, acabarás por no realizarte, por no saciarte, por no llegar al fondo de la mecánica.
No tengo demasiada experiencia, pero me baso en ella para decirte que te traerá líos, enfados y algun mal rato, algun enfrentamiento absurdo quizás, pero la satisfacción personal de ser como eres, mostrarte como eres, entender las coas a tu manera y buscar (y hsta encontrar) la esencia, no la paga nadie.
:)
Y por favor, en esta chatarrería de versos, déjate los zapatos fuera.
Saludos
Bunbu

Ío dijo...

Ya sabes que por aquí ando descalza, en esta chatarrería de versos, como tú lo llamas; la he pisado lo suficientemente a fondo como para saber que no tengo por qué andarme con ninguna clase de pie.
Los puntillajes y demás abalorios los dejo para otros que, la mayoría de las veces, no saben ni ...... ale¡¡¡¡
jajajajajaajajaj
Y ya que estoy aquí te contesto a lo tuyo en el mío; lo de "ver" el poema repetido pasó porque no estabas preparado para leerme nada en gallego jejeejjej y claro, como tú lo hablas, no necesitaste traducirlo. Luego lo leíste en español y te diste cuenta de lo que había ocurrido.
Más o menos es eso lo que quiero decir, aunque no es eso del todo, bueno, supongo que me entiendes

Besos, Bunbu

Ío